¿Se crece o se esconde? La verdad de James contra grandes de Premier

Su orgullo tras el triunfo contra Liverpool es más que merecido.

Era un partido para ganar confianza, más que nada. Saberse con los mismos puntos de un gigante y con los puntos que hoy lo dejarían en zona de clasificación europea, con un partido menos, era un baño de seguridad que había que darse tras dos derrotas en línea en casa.

Ese ha sido el gran botín del Everton tras la victoria 0-2 contra Liverpool, que lo tiene séptimo, ahí nada más, a tres puntos de Chelsea y a 5 del sorprendente West Ham para entrar a zona de Champions League. ¡El equipo de Ancelotti, se mira exactamente donde se quería ver!

Y es que ganar un clásico da licencia para presumir al menos hasta la siguiente gran cita. Sí, se pierde un día ante Fulham y otro se le gana a un campeón de Premier, y eso habla de una irregularidad que hay que corregir, pero por ahora, al menos por este instante, merece cuenta de cobro: “hemos hecho historia, estoy muy feliz de poder estar, hay que estar listos y tener mente fuerte para ganar”, dijo James Rodríguez en el mismísimo Anfield.

De hecho, Anfield es una cancha que se le da muy bien pues en sus tres visitas terminó con dos victorias y un empate: con Real Madrid jugó allí en octubre de 2014 por Champions League y dio asistencia a Cristiano; en 2’19 volvió, ahora con Bayern, en el 0-0 de octavos de final del torneo europeo y ahora suma este inolvidable 0-2 a su lista.

James. El hombre de la asistencia en el minuto 3, el que no necesita 90 minutos de exhibición porque le basta el instante de magia que hace a Everton un equipo punzante. “Rodríguez abrió sin esfuerzo la defensa del Liverpool para ayudar al Everton, y Richarlison, a iniciar el curso de los eventos que llevaron a una primera victoria en Anfield desde 1999. El colombiano, de nuevo en el once inicial, estuvo en el terreno poco más de una hora. Su asistencia en el tercer minuto fue uno de los pocos momentos en los que pudo influir en el juego en el tercio de ataque, y gran parte de su mejor trabajo fue ayudar a la defensiva. Pero James había hecho el daño desde el principio y Ancelotti sabe que esta noche ha hecho su trabajo”, escribió el diario Liverpool Echo.

FUENTE FUTBOLRED