Final de un “matrimonio”

POR JHEYNER A. DURANGO HURTADO

La llegada de Nairo Quintana al equipo Arkea es un hecho. Lo que hacía varios meses era un secreto a voces lo confirmaron este lunes el propio deportista y la escuadra francesa, de categoría continental profesional, la cual se ha reforzado de forma importante con el fin de ascender al Pro Tour, la primera división del ciclismo.

De esta manera, el escarabajo, considerado por muchos el mejor ciclista colombiano en la historia, deja el conjunto Movistar tras ocho años, con el que dio el salto a Europa y con el cual escribió páginas de gloria.

“Es donde he pasado los momentos más felices de mi vida deportiva. Pero pienso que he cumplido un ciclo y tendré que romper este matrimonio por lo menos por ahora, no sé si luego, con el tiempo, regrese o me quieran, de momento tengo que marcharme”, aseguró Quintana en rueda de prensa.

Frente al rumbo que emprenderá, comentó por medio de un comunicado: “Arkea Samsic progresa cada año. He seguido su desarrollo, me interesé por su proyecto y sobre todo me gusta su ideología. Creo que es una formación en la que los valores humanos son muy importantes”.

El boyacense, que firmó por tres años con el Arkea, sigue pensando en grande. “Es un punto de inflexión en mi carrera. Estaba buscando un equipo con el que iba a ser feliz, siendo esto la clave. Sigo con las mismas ambiciones personales y colectivas: luchar para ganar el Tour de Francia”.

El debate sobre quién era el líder del Movistar y la poca libertad que tenía el colombiano, sobre todo en el Tour, carrera que ha sido su mayor anhelo, fueron causal de polémica en los últimos años y, tal vez, el motivo de su partida de dicho escuadrón.

El exciclista y director deportivo español Vicente Belda, quien descubrió a Quintana en 2008, dice que si en un lugar las relaciones están tensas, es mejor hacer un cambio.

“He sabido que, en los últimos dos años, el ambiente allí no era favorable, no había buen entendimiento. Hay formas de ser y, obviamente, si dos gallos en un gallinero se pelean, imagínese tres. Si alguien está a disgusto en su empresa, tendrá que ver la forma de irse a la competencia”.

Añade que Nairo Quintana, a sus 29 de edad, aún es muy joven para este deporte.

“Hoy se ve que a los 35 los corredores están rindiendo barbaridades. Si este equipo lo contrató es porque sabe que Nairo tiene diez años por delante para estar entre los primeros en las grandes vueltas”.

fuente el colombiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *