Medellín es la ciudad que más compra en tiendas de barrio

Generan más confianza, entablan una relación más allá de la comercial con el consumidor, tienen productos que se pueden comprar por unidad, y además fían. Esas son algunas de las razones por las que los tenderos en Colombia siguen siendo los preferidos por encima de las cadenas tradicionales o las marcas hard discount (tipo D1, Justo & Bueno o Ara).

Con motivo del día del tendero las consultoras especialistas en mercados Kantar y Tienda Registrada entregaron algunos de los datos más relevantes del ejercicio de estos comerciantes en el país y de cómo la fuerza productiva que representan se convierte en una de las bases económicas nacionales.

De acuerdo con datos de Kantar, a cierre del primer semestre del año, este canal ha logrado una participación de mercado cercana al 42 %. Esto gracias a que el promedio de visitas rodea las 10 al mes, eso quiere decir una visita cada tres días.

“Las tiendas de barrio son fundamentales para los hogares colombianos por el surtido y su cercanía, asimismo, se destacan por ser el canal que permite compras rápidas y de proximidad donde se pueden adquirir pocas categorías (entre 1 hasta 6)”, con un desembolso de 10.660 pesos, informó Andrés Simon, country manager de la división de consumo de Kantar.

Y dentro de esos artículos con mayor cantidad de demanda se cuenta el hecho de que hay opciones con precios más competitivos para categorías como las cremas para tratamiento, shampoo, ambientadores para el hogar ; en cuanto a alimentos, las tortillas, caldos en cubos, bases y salsas.

Destaca Kantar que Medellín se convierte en la ciudad que más gasto genera para este tipo de establecimientos comerciales. De acuerdo con el informe publicado por la consultora, el ticket de compra de los hogares colombianos es de 10.660 pesos, la región que tiene el promedio más alto es Medellín con 15.000, le sigue el centro del país con 12.800 y por último esta Bogotá con 9.900.

Beneficios económicos

Parte de la explicación del porqué en esta ciudad se hace un gasto más alto en las tiendas de barrio está en que es la región, según Kantar, donde más unidades de artículos se adquieren. Es lo que la firma llama una “compra de despensa”, es decir, la adquisición de más de 10 categorías. Mientras que en zonas como Bogotá y Pacífico el gasto da para una o tres categorías, en el oriente y centro del país la cifra se mueve entre cuatro y seis.

¿Y por qué son valiosos los datos? Porque los tenderos se enfrentan a la realidad de competir frente a cadenas que ofrecen grandes descuentos por compras más “abultadas”, como es el caso de las tiendas D1, Justo & Bueno y Ara. Canales que ganan más participación, basta con ver cómo esas tres firmas facturaron el año pasado, en conjunto, cerca de 9 billones de pesos, mientras que en 2013 el número llegaba a los 1,2 billones de pesos.

Ahora, previsiones de la también analista de mercados Euromonitor, dan cuenta de que las ventas de este tipo de establecimientos podrían llegar hasta los 25 billones de pesos en los próximos cinco años.

Es tal el auge de estos puntos comerciales, que según el informe a agosto de Tienda Registrada, un 22 % de los tenderos consultados en cuatro ciudades principales (Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali) aseguraron tener por lo menos un hard discount cerca de su tienda, número que representa seis puntos porcentuales más que al año anterior (ver Radiografía).

FUENTE EL COLOMBIANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *