Cuadrado, ¿sacrificado o dilema de Queiroz en la Selección?

Colombia terminó su preparación para la Copa América, con victorias contra Panamá y Perú. En esos dos juegos, al margen de las victorias, hubo un tema clave en el funcionamiento del equipo y es el papel que está cumpliendo el volante Juan Guillermo Cuadrado.

Cuadrado, acostumbrado a figurar como extremo, explotando la banda derecha con sus amagues y velocidad, tiene ahora otras tareas. En el módulo táctico que está empleando Carlos Queiroz, un 4-3-3, Cuadrado es el tercer volante, sobre la derecha, con muchas tareas defensivas.

Cuadrado no se vio bien en los dos amistosos. Perdió muchos balones, le costó la ida y el regreso. No tuvo la preponderancia ofensiva que es habitual en él, porque debe estar concentrado en mantener la posición, en acompañar al volante central.

Cuadrado tuvo un rendimiento fuera de lo habitual. No tuvo remates al arco contra Perú, cometió una falta y recibió una. Participó muy poco. Fue reemplazado por Edwin Cardona para la segunda parte. 

Sin embargo, Querioz lo defendió en rueda de prensa posterior al juego contra Perú, lo que hace pensar que es uno de sus fijos para la Copa América.

“Juan está haciendo un trabajo fantástico en una posición que no es la suya. Son muy buenas la verticalidad de su fútbol y la habilidad que aporta con sus rupturas y desequilibrios. Juan está haciendo un trabajo de enorme sacrifico y se adapta rápidamente a una nueva posición”.

En esa tarea está Queiroz, adaptando a Cuadrado en esa nueva posición para que haga parte de la titular, aunque por ahora el jugador se ve incómodo en esa función.

FUENTE EL TIEMPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *