Trump se indigna por muchas cosas, excepto por Nueva Zelandia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pasó el fin de semana descargando veneno en contra de una desconcertante lista de objetivos, aún cuando gran parte del resto del mundo intentaba lidiar con algo verdaderamente indignante: la masacre de musulmanes en Nueva Zelandia.

En una impresionante muestra de quejas personales transmitidas a través de Twitter, Trump exigió el regreso de una conductora de Fox News que no aparecía en su sitio habitual el sábado después de atacar verbalmente a una legisladora musulmana estadounidense. Llevó su enemistad más allá de la tumba con el fallecido senador John McCain. Se quejó de haber sido acosado por el programa “Saturday Night Live” de NBC. Trump también se lanzó fulminante contra la investigación sobre Rusia y los “demócratas radicales de la izquierda” y criticó a un líder sindical de Ohio. No es que sea raro que este presidente tan poco convencional entre los presidentes ataque a sus enemigos en Twitter. Pero la diatriba de este fin de semana fue aún más discordante debido a su tono tibio del viernes cuando dijo que no creía que el supremacismo blanco fuera un problema mundial en aumento después del ataque a dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelandia, que mató a 50 personas.

Y Trump hizo poco para cumplir con una petición de Jacinda Ardern, la primera ministra de Nueva Zelandia, para que él mostrara amor y compasión hacia todos los musulmanes.

El rechazo del presidente a ser empujado a hacer una condena más fuerte de los supremacistas blancos, después de una historia de retórica racial y antimusulmana, puso a la administración a la defensiva.

“No creo que nadie pueda decir que el presidente es antimusulmán”, dijo el secretario en funciones de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, cuando se enfrentó ante pruebas como la exigencia de Trump de prohibir toda la inmigración musulmana durante la campaña de 2016 y la observación que hizo de que “el Islam nos odia”.

FUENTE CNN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *