¿Qué tan grave es el hallazgo de un socavón en Hidroituango?

Un hoyo de al menos 18 metros de profundidad, tanto como la altura de un edificio de seis pisos, fue encontrado detrás de los túneles de captación que van hacia la casa de máquinas del proyecto Hidroituango.

El descubrimiento, que tuvo lugar durante una de las 20 perforaciones que se hacen en distintos puntos del macizo rocoso, con el propósito de evitar el efecto de succión una vez se cierren las compuertas, generó una nueva alerta en la obra que el próximo 28 de enero cumple ocho meses de contingencia.

La socavación, situada entre las captaciones uno y dos del proyecto, a 35 metros de profundidad, obligó a EPM y al consorcio constructor a acelerar el cronograma de descenso de las compuertas, previsto para realizarse en dos fases, una en enero y otra en febrero. Con el nuevo panorama las dos compuertas estarían abajo a finales de este mes.

El gerente (e) de EPM, John Maya Salazar, explicó que el vacío se pudo haber originado como consecuencia de la creciente registrada el pasado 12 de mayo, luego del destaponamiento del túnel derecho.

Dijo que, según las primeras investigaciones, el riesgo de desplome de la montaña “es casi nulo” porque la bolsa “está confinada, con un incidencia local en el macizo”.

Señaló, sin embargo, que es imposible garantizar que no existan más formaciones de este tipo en otra parte. En el mejor de los escenarios, añadió Maya Salazar, solo implicaría tiempos y costos adicionales para la reparación de la casa de máquinas.

Aclaró que el centro de monitoreo no ha detectado, hasta el momento, movimientos inusuales en la montaña, ni filtraciones en la presa.

La casa de máquinas, corazón de la central, es donde estaban alojados los equipos de los dos primeros generadores que debían entrar en operación comercial en noviembre y diciembre de 2018, respectivamente. Interrumpir el paso de agua e ingresar a esta caverna permitirá conocer con exactitud cuánto será el retraso en la generación, estimado hoy en tres años (2021).

FUENTE EL COLOMBIANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *