Mercados campesinos: 30 años con la mejor vitrina

Los Mercados Campesinos de la Alcaldía de Medellín funcionan los sábados y domingos en 21 puntos de la ciudad. En diciembre abrirán dos nuevos lugares.

El costado de la Caja de Madera de Plaza Mayor se llenó de toldos en los que agricultores de los cinco corregimientos de Medellín celebraron el fin de semana pasado, con el mercado campesino más grande que se haya visto, tres décadas de una iniciativa que pone sus ojos en el 70 % de la ruralidad que tiene el municipio.

Han pasado 30 años desde el surgimiento del programa, que inició con la firma del Acuerdo 39 de 1988 bajo la administración de Juan Gómez Martínez. Desde entonces creció, pasando de ocho puntos a 21 y alcanzando a beneficiar a 547 familias.

Este último número también subió de manera acelerada, pues según datos de la Secretaría de Desarrollo Económico, hace año y medio apenas 250 productores estaban inscritos en los Mercados Campesinos.

Campesino que se hace

Para llegar a los Mercados Campesinos ni siquiera hace falta haber nacido en el campo, sino tener la voluntad de cultivar, cosechar la tierra y emprender. Así le pasó a Natalia Parra, que hace 18 años, cansada de la vida en la ciudad, encontró en Santa Elena el mejor vividero del mundo.

Luego de asistir al proceso de capacitación y formación del Centro de Desarrollo Empresarial Zonal (Cedezo) del corregimiento, dejó de regalar a sus amigos y familiares los aceites y esencias que extraía de las plantas, y formó Alata, que ahora con el programa de la Alcaldía tiene una extendida red de contactos y clientes.

“Yo no nací en el campo, pero ya pertenezco allí. No me imagino volver a la ciudad después de haberme liberado de los tacos, los horarios laborales. Disfruto y me gusta lo que hago”, expresó Parra.

Y es que la idea, según María Fernanda Galeano, secretaria de Desarrollo Económico, no es excluir de Mercados Campesinos a quienes no son agricultores de tradición, sino vincular a todas las familias que hacen productiva la ruralidad del municipio.

Si bien cada ocho días se levantan los toldos en diferentes barrios –el de Natalia es en el parque de La Presidenta (El Poblado)– vender no es el único fin, sino que semana tras semana tienen una vitrina para formar redes y hacer contactos para llevar sus productos a otros escenarios.

Pero si de cifras se trata, la Alcaldía informó que en 2017 el programa reportó ventas por alrededor de $4.000 millones, un 39 % más que en 2016, y en lo que va de 2018 la cifra ya roza los $4.200 millones.

Campesino que nace

Nora Nelly Bedoya ya tenía 24 años cuando se crearon los Mercados Campesinos. Desde que tiene memoria su familia vive en el campo y ella orgullosa repite que ni sus hijos van a acabar con ese arraigo, con el relevo generacional.

“Mis padres hicieron parte de este programa desde el año cero. Yo seguí con la tradición y bajo todos los sábados a vender, cerca de 45 productos, al barrio La Floresta. Algo importante es que no dependemos de las plazas de mercado, ni de intermediarios, tratamos directo con los compradores”, anotó Bedoya.

En su caso, el programa de la Alcaldía se articuló con otro de Corantioquia, pues hace 10 años hace parte de las Huertas Ecológicas, por lo cual en su finca se cultiva sin químicos, entregando un producto más orgánico.

Aunque ya tiene tres décadas de existencia, todavía hay personas que se cruzan por primera vez con los mercados los fines de semana y eso es motivo de orgullo para que tanto Nora Nelly Bedoya, campesina de cuna, o Natalia Parra,campesina por decisión, muestren la calidad de lo que se hace en los corregimientos.

Para diciembre, abrirán otros dos puntos: uno en la Unidad Deportiva Barrio Cristóbal y otro en la Nueva Villa de Aburrá. La meta, en el Plan de Desarrollo 2016 -2019, es llegar con el programa a 25 zonas de la capital antioqueña .

Fuente El Colombiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *