El creador de Facebook dio la cara

Marc Zuckerberg está al teléfono. Al otro lado lo escuchan periodistas de medios de comunicación del mundo: solo dos de este país y EL COLOMBIANO es uno de ellos. La cabeza de la compañía quiere hablar de la protección de información en la red social. La transparencia es su apuesta. Esto dijo:

En noviembre de 2016, cuando podría decirse que la crisis empezó, descartó la idea de que las noticias falsas pudieran influir en las elecciones, las denominó locas…

“Claramente cometí un error al subestimar el impacto de las noticias falsas y hasta tildarlas de locas. Las personas analizarán las actuales consecuencias en los tiempos que vienen, pero creo que no hay duda de que en este punto fue frívolo. Nunca debí referirme a ellas como locas. Esto es un problema que requiere un trabajo cuidadoso y desde entonces lo que hemos hecho es luchar contra la desinformación en Facebook, trabajando con verificadores de datos y con fuentes de noticias confiables. Esta es un área importante para nosotros”.

Acaba de anunciar que los afectados por Cambridge Analytica fueron 87 millones de personas. ¿Hace cuánto sabía este número? Porque teníamos la cifra de 50 millones, y se siente como que los datos siguen cambiando y no tenemos una visión completa de lo que pasa…

“Apenas terminamos de entender esta situación hace un par de días. La cifra de 50 millones no la dijimos nosotros, vino de otras partes. Queríamos esperar hasta que entendiéramos completamente. Solo para darte un marco general: No tenemos registros exactos desde que la aplicación de Aleksandr Kogan (el profesor de Cambridge Analytica) preguntó por los amigos de todos. Lo que hicimos fue básicamente construir el número máximo de listas de amigos que cada uno podría haber tenido a lo largo del tiempo y asumir que Koga les preguntó en el momento en el que ellos tuvieron el máximo número de conexiones posibles. De ahí llegamos a 87 millones. Estoy muy seguro de que, según nuestro análisis, no son más. Podrían ser menos, pero queríamos poner el máximo de lo que el análisis nos arrojó”.

Ha dicho que se sentiría bien con alguna regulación, quizá se refería a una posible política de publicidad. En Europa está por tomar forma el GDPR (Reglamento General de Protección de Datos). ¿Se sentiría cómodo con algo así?

“Me parece que regulaciones como el GDPR son muy positivas. Me sorprendió un artículo de Reuters de esta semana en el que el periodista me preguntaba si estábamos planeando seguir los controles de GDPR en el mundo y mi respuesta fue que sí. Pretendemos que todos los controles y configuraciones estén disponibles en todas partes, no solo en Europa. ¿Será el mismo formato? Probablemente no. Necesitamos averiguar qué funciona en cada mercado, según sus leyes”.

Los inversionistas han expresado preocupaciones sobre si estos problemas se deben a un mal manejo corporativo en Facebook. ¿Han discutido si debe dar un paso al costado?

“No que yo sepa”.

Ha dicho que ha cometido algunos errores en el pasado. ¿Todavía siente que es la mejor persona para dirigir la red social?

“Sí. Pienso que la vida se trata de aprender de los errores y descubrir qué necesitas hacer para seguir adelante. Muchas veces la gente pregunta, ‘¿cuáles son los errores que cometió al principio cuando comenzó la compañía y qué haría diferente?’. La realidad es que cuando estás creando algo como Facebook, que no tiene un precedente en el mundo, tendrá muchas cosas que vas a arruinar. Si hubiéramos hecho esto correctamente, habría otras cosas que hubiéramos hecho mal. Nadie es perfecto, pero si hay algo que la gente debería tenernos en cuenta es que aprendemos de los errores y queremos hacerlo mejor y continuar evolucionando nuestra visión de responsabilidad y, al final del día, si estamos construyendo cosas que la gente quiere y hace su vida mejor. Es importante no perder la vista de esto. Soy el primero en admitir que no tuvimos una mirada suficientemente amplia de nuestras responsabilidades, pero es importante recordar que hay millones de personas que aman los servicios que estamos construyendo porque están teniendo un valor real y pueden conectarse y establecer conexiones y relaciones en el día a día. Eso es algo de lo que estoy orgulloso y que seguiremos haciendo”.

Facebook explicó esta semana que las herramientas para recuperación y búsqueda de cuentas que usan el correo electrónico y el teléfono podrían haber sido usadas para recopilar información. ¿Cuándo supieron de esto?

“Lo analizamos y lo entendimos hace unos pocos días como parte de la auditoría general de nuestro sistema. Cada uno tiene una configuración de seguridad que controla si quieren ser encontradas por su información de contacto. La mayoría de personas lo han activado y eso está predeterminado, pero muchas lo desactivaron. Así que no son todos, pero el hecho es que durante el tiempo que esta característica ha existido, se ha podido recolectar información pública. Si tiene el teléfono de alguien, puede incluirlo y obtener un enlace a su perfil con los datos que sean públicos. Así que, se puede esperar que si tenías esta herramienta activada, en algún momento de los últimos años, alguien haya accedido a tu información pública de esta manera”.

Maneja una compañía que depende de que la gente esté dispuesta a compartir sus datos, que son usados para mostrarle anuncios según sus intereses. Sabemos que pueden ser utilizados de otras maneras manipuladoras que no se esperan. También que usted protege mucho su privacidad, por ejemplo en algún momento tapó la cámara de su computador. ¿Qué otras cosas hace para cuidar su privacidad en línea? ¿Usa un bloqueador de publicidad? ¿Cómo un usuario de Facebook, se inscribiría en una aplicación como un quiz de personalidad?

De verdad uso muchas aplicaciones. No sé si esa específicamente, pero soy un usuario permanente de internet. Para proteger la privacidad, aconsejaría que las personas siguieran las mejores prácticas sobre ella: activar la autenticación de dos factores, cambiar las contraseñas con regularidad, no tener una recuperación de contraseña con información que haya hecho pública en algún momento. Es decir, las prácticas básicas, y luego observar y entender que la mayoría de ataques son de ingeniería social (práctica para obtener información confidencial manipulando al usuario), no necesariamente de gente tratando de romper los sistemas de seguridad.

En específico para Facebook, una de las cosas que debemos hacer y que espero la gente haga, son los controles de seguridad que tienen a su disposición. Creo que debemos hacer un mejor trabajo poniendo estas herramientas frente a la gente y no solo ofreciéndolas. Debemos fomentar su uso y estar seguros de que se sientan cómodos con la forma en la que se usa su información en nuestra red y en otras”.

Cuando se dio cuenta en 2015 que Cambridge Analytica accedió de manera inapropiada a datos en Facebook, ¿conocía el rol de esa empresa en la política estadounidense?

“Ciertamente no. La gente pregunta, ¿por qué no los prohibiste entonces? Prohibimos la aplicación de Kogan desde nuestra plataforma, pero no Cambridge Analytica en 2015. ¿Por qué? En realidad, en nuestra comprensión de la situación, ellos no estaban utilizando ninguno de los servicios de Facebook en ese momento. No eran anunciantes, aunque se convirtieron en uno en las elecciones de 2016. Y no creo que estuvieran administrando herramientas y no construyeron una aplicación directamente. Entonces, no eran realmente un jugador al que le prestábamos atención. Esa es la historia”.

Mencionó que las personas son importantes para Facebook. ¿Tiene algún plan para que los usuarios sepan cómo se utilizan sus datos?

“Tenemos que explicar mejor los principios bajo los que opera el servicio. Los básicos son: usted tiene el control de todo lo que pone en la red y la mayoría del contenido de Facebook sabe de usted porque eligió compartirlo con sus amigos y ponerlo en su perfil. Nosotros usamos datos para mejorar esos servicios, ya sea clasificando News Feed (noticias en el muro), anuncios publicitarios, el buscador o ayudándole a conectarse con personas que tal vez conozca, pero nunca vamos a vender su información. Si podemos comunicar eso de manera que la gente pueda entenderlo, entonces tenemos una oportunidad de convertir esto en algo más simple. Eso ciertamente no es algo en lo que históricamente hayamos tenido éxito”.

Hay un movimiento, #deletefacebook (#borrafacebook), que apareció hace unas semanas. ¿Ha visto algún cambio real en el uso de los usuarios o en las compras de pauta publicitaria?

“Ningún impacto significativo que hayamos observado, pero eso no es bueno. No quiero que nadie esté descontento con nuestros servicios o con lo que hacemos como compañía. Por lo tanto, incluso si realmente no podemos medir un cambio en el uso de un producto o del negocio o algo por el estilo, eso todavía habla del sentimiento de la gente sobre una violación masiva de su confianza y tenemos mucho trabajo por hacer para repararlo.

Me gustaría poder tronar los dedos y en tres o seis meses haber resuelto estos problemas. La realidad es que, dado lo complejo que es Facebook, necesitamos repensar nuestra relación con la gente y la responsabilidad en cada cosa que hacemos. Creo que este es un esfuerzo de varios años. No significa que no va a mejorar todos los meses. Parte de las buenas noticias son que comenzamos a movernos hace un año o más. Así que no estamos teniendo un comienzo frío, probablemente es un empujón masivo de tres años. Mi esperanza es que al final de 2018 hayamos dejado atrás muchos de estos problemas y la gente vea que las cosas mejoran. Sin embargo, estos son grandes problemas, esto es un cambio para tomar con mucha responsabilidad el cómo se usan las herramientas, no solo la plataforma de desarrollo ni las noticias falsas ni las elecciones. Todo. Tomará un tiempo, pero estamos comprometidos en hacerlo bien y vamos a invertir y a trabajar hasta que lo logremos”.

Fuente El Colombiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *