Macron se fija como prioridad reconciliar las fracturas que hay en Francia

El nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó este domingo que reconciliar las fracturas que hay en Francia “estará en el centro” de su mandato, con el objetivo puesto en que “la globalización beneficie a todos”.

“Esa reconciliación de Francia estará en el centro de mi misión”, subrayó Macron en un discurso en el ayuntamiento de París durante una recepción que ya es una tradición tras la toma de funciones por el jefe del Estado.

Consideró que el desafío que se plantea para los próximos cinco años es que Francia “no se deshaga” y para eso hay que “difundir el éxito, ampliar el campo de las posibilidades”, tras notar que era consciente de “las fracturas que atraviesa” el país, “los enfados” y “las dudas” de todos los territorios que no están en las condiciones de éxito de París.

En su intervención, que se produjo tras la de alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo -que hizo de anfitriona durante la visita, que se prolongó más de dos horas-, señaló que “París debe ser plenamente la capital europea que portará la refundación de un nuevo proyecto, como ya lo hizo hace unos decenios, con los inicios del proyecto europeo”.

El jefe del Estado rindió homenaje a Hidalgo por su acción al frente que la alcaldía, y en particular por su reacción ante la crisis de los refugiados, cuando había explicado que hacía falta “una respuesta humana y digna”.

Macron describió París como “el corazón histórico” de Francia, pero también “un corazón mortificado” que “ha pagado un fuerte tributo” por los sucesivos ataques yihadistas que ha sufrido.

En cualquier caso, hizo hincapié en que “París ha sido la admiración del mundo entero” por su reacción a esos atentados, y que “en la adversidad los parisinos fueron fieles a sí mismos” no huyendo ni encerrándose, sino prestando ayuda y mostrando un espíritu de apertura.

Hidalgo aprovechó su intervención para dar cuenta de su acción política en el ayuntamiento y pedirle al nuevo jefe del Estado que le apoyara en sus iniciativas, por ejemplo en el terreno del cambio climático y en su particular combate contra los vehículos diesel que quiere proscribir.

La alcaldesa socialista dijo haberse sentido “muy orgullosa” de que en las elecciones presidenciales que ganó Macron, el Frente Nacional de la ultraderechista Marine Le Pen hubiera tenido un resultado “particularmente bajo en los barrios populares” de la ciudad, lo que atribuyó al efecto de sus políticas.

En la segunda vuelta del pasado día 7, Le Pen obtuvo poco más del 10 % de los votos en París, cuando en el conjunto de Francia consiguió un tercio.

La recepción en el ayuntamiento fue el último acto público en la agenda de Macron en este primer día como presidente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *