Procuraduría hace un llamado a trabajo decente y seguro en Colombia

La Procuraduría General de la Nación a los 131 años de ese 1 de mayo de 1886, se une a la conmemoración del día del Trabajo resaltando la necesidad de aumentar los esfuerzos por la reivindicación de los derechos de los trabajadores y que sean las instituciones democráticas y los mecanismos de participación ciudadana, los motores del progreso laboral.

Colombia tiene grandes retos para alcanzar el trabajo decente como generar mayor confianza en la democracia y el diálogo social a través del respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo; la promoción de la igualdad de oportunidades, la extensión e integral cobertura de la seguridad social; la formalización laboral y la protección de la población trabajadora en estado de vulnerabilidad, así como un adecuado manejo de lo relacionado con los trabajadores migrantes.

El país debe fortalecer sus políticas para garantizar que todos y cada uno de los trabajadores cuenten con las condiciones de seguridad y los permisos necesarios para el desarrollo de la actividad laboral.

Se debe contar con instituciones capaces de garantizar oportunidades de trabajo decente con un salario justo y acceso al Sistema de Protección Social para los nacionales y la población migrante.

La Procuraduría vigilará por la garantía del trabajo digno y la defensa de los derechos humanos, para que no se presenten tragedias por falta de condiciones de seguridad, ni por alzar sus voces en defensa de los derechos laborales y colectivos de los trabajadores.

Convoca a continuar con la negociación colectiva del sector público, bajo el respeto de las garantías que deben prevalecer en este proceso de acuerdo con el marco legal vigente, para generar acuerdos reales que tengan como efecto las reivindicaciones laborales en torno a un país más equitativo.

La Procuraduría General de la Nación implementará todas las medidas y procedimientos necesarios para la formalización laboral del sector público buscando acabar con las nóminas paralelas con las que se vulneran los derechos laborales, para lo cual se actuará bajo la transición necesaria con las autoridades pertinentes.

Frente a la tragedia que dejó el desplome de un edificio en construcción en el barrio Blas de Lezo, en Cartagena, con un saldo de 20 muertos y 23 heridos, la Procuraduría asumirá la vocería y representación de las víctimas para ejercer los derechos de sus familias a la reparación plena por parte de sus empleadores y la atención de los operadores de seguridad social. También hará seguimiento para la atención de las familias de trabajadores venezolanos que murieron en ese fatídico hecho.

 

CÉSAR MELO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *