Desde el deporte hacia la paz

Para nadie es un secreto la dura realidad que vivió el corregimiento Santa Ana del municipio Granada durante la década del 2.000, hasta el punto de haber sido desplazados el 98% de sus pobladores.

En la medida en que retornaban sus habitantes era evidente que se necesitaban más que azadones y cantinas, es por eso que hace siete años nació el torneo deportivo más deporte menos minas, con el objetivo de integrar la comunidad rural del corregimiento a través del ejercicio físico y difundir la educación en el riesgo de minas antipersonal, eventos que juntaban en la cancha a quienes en el pasado habían sido parte y víctimas de la guerra.

Al llegar el torneo deportivo todos se volcaron a la práctica deportiva y con ella se evidenciaron en la cancha muchos problemas personales y sociales, roces o conflictos permanentes de una población que había quedado marcada por la confrontación y la violencia.

Esta situación obligó a reducir la competencia para inculcar en la población deportiva otra filosofía de juego que fomentara la integración, el sano esparcimiento, el compartir más que competir, resolver pacíficamente los conflictos, motivar al juego limpio y cerrar las brechas entre la ruralidad y lo urbano garantizando el derecho a la práctica del deporte, la recreación, la actividad física y aprovechamiento del tiempo libre en la población campesina.

A la fecha participan equipos de los municipios de Granada, Cocorná y San Luis donde la premisa sigue siendo la misma, desde el deporte hacia la paz. Lo que nació en Santa Ana fue replicado en todas las veredas del municipio de Granada y se realizan acercamientos para desarrollarlo en otros municipios del oriente de Antioquia e Ituango en el norte del departamento.

Además del torneo desde el deporte hacia la paz, las actividades impulsadas por el Club Santa Ana fueron creciendo, durante  2016 participaron de las diferentes disciplinas alrededor de 1500 personas en las distintas líneas de acción deportivas que hoy ofrece el club como  son: Enriquecimiento motriz, iniciación y formación deportiva, educación física, acompañamiento al adulto mayor, escuela de árbitros (Arbisalón Antioquia), Entrenamiento deportivo, Deporteandopaz (Golombiao, juego de la Paz), comités deportivos solidarios y apoyo a grupos juveniles.

De esta manera se construye la paz en Santa Ana, donde trascienden hacia la construcción de una paz territorial logrando una verdadera transformación de los jugadores y su entorno con el fin de garantizar desde el sentir de cada participante un cambio positivo, ese que nace desde el interior de cada uno como única vía para lograr una verdadera paz que permanezca en el tiempo, para el bienestar de toda la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *